Casa Museo
4

Esta propuesta se enmarca en la sede de Espacios Educativos, ubicada en calle La Rioja 2945 de la ciudad de Santa Fe. El principal objetivo de nuestro espacio radica en erigirse como un centro de capacitación en el ámbito de la educación no formal. Nos proponemos enseñar y transmitir mediante herramientas y recursos innovadores, con una estrecha vinculación a lo reflexivo.

En la Casa Museo de Espacios Educativos se trabaja con contenidos, consignas y modelos de acción para intervenir frente a situaciones de la vida cotidiana que buscan la participación de actores comprometidos que pueden transformarse en agentes de cambio para contribuir en la construcción de mejores convivencias.

FUNDAMENTOS

Concebimos a la violencia en sus múltiples formas (física, verbal, simbólica, cultural, estructural, entre otras) como uno de los problemas transversales que caracterizan a la sociedad y la constituyen. Vivimos en una sociedad, y en un mundo, en donde la violencia forma parte de la vida cotidiana y esta naturalización tiene como consecuencia su reproducción.

Entendemos que el círculo de violencia-naturalización-reproducción sólo puede ser interrumpido a través de un análisis crítico de las acciones violentas, que nos permita desnaturalizarlas. Por ello, en la Casa Museo trabajamos esta problemática desde un enfoque propositivo, con el objetivo de promover acciones de protección y compromiso. De esta manera, se propone descubrir la presencia de cuatro roles frente a las situaciones de violencia: agredidos, agresores, observadores y protectores.

OBJETIVOS

– Generar a partir de las diferentes propuestas un alto componente educativo en relación con los contenidos abordados.

– Habilitar la construcción de una memoria activa y colaborativa.
– Posibilitar la reflexión colectiva y personal desde recursos y abordajes de sensibilización sobre los conceptos trabajados que permitan desnaturalizar los actos de violencia.

– Brindar espacios de reflexión que contribuyan a generar transformaciones en los participantes, a través del redimensionamiento del espacio de la protección.

– Reflexionar sobre el pasado para propiciar la formación de una ciudadanía consciente, participativa, analizando críticamente el presente

– Ofrecer una experiencia compartida grupalmente que permita enlazar diferentes vínculos entre los participantes.

– Indagar sobre violencias históricas y de nuestros días para la identificación de las formas en que las personas actúan en una situación de violencia (agredir, ser agredido, observar y proteger).

5
32